Argentina, claves para la importación de mercancías a este país

Perfil país. Trámites y requisitos de aduana para la importación de mercancía

Indicadores Macroeconómicos  

Argentina se sitúa en el puesto 21 de la economía mundial por volumen de PIB.  Con una superficie de 2.780.400 Km2 y cerca de 45.000.000 de habitantes, este país registró en 2017 un PIB per cápita de 12.725€ euros ocupando el puesto 56 del ranking. 

Tras la recesión de 2016, cuando la actividad económica del país austral se contrajo un 2,3%, Argentina cerró 2017 con un crecimiento del 2,9%,  alcanzando un 3,9% de crecimiento interanual en el último trimestre.

Comercio Exterior

Las exportaciones de Argentina en 2016  fueron de 59.000 millones de dólares, convirtiéndose en la 44º mayor economía por volumen de exportación en la clasificación mundial. 

En cuanto a las importaciones, éstas supusieron ese año 59.218,4 millones de euros. Argentina ocupa el puesto número 146 del ranking mundial de países importadores de mercancías y, según datos de la  Cámara de Comercio Argentino Brasileña de la República Argentina (CAMBRAS), durante el primer semestre de 2018 las importaciones fueron lideradas por bienes intermedios (29,2% del total), con un avance del 15% respecto del año pasado.

El segundo lugar en la entrada de productos al país lo ocupan los vehículos, que suponen un 26,8% del total  y, relacionados con este mercado, las piezas y recambios suponen un 14,9% del total importado. Teléfonos y derivados del petróleo ocupan también un lugar importante en estas transacciones comerciales. Asimismo, la actual situación económica de Argentina beneficia la importación de bienes industriales, aún escasos en el tejido empresarial del país.

Los principales orígenes de las importaciones de Argentina son Brasil, China, Estados Unidos, Alemania, México, Francia, Italia y España. 

El comercio electrónico creció un 57% en Argentina durante el año pasado

El comercio electrónico y su evolución al alza en los últimos años será fundamental en el crecimiento de la importación a este país. Durante 2017 la venta a través de Internet creció un 52% en Argentina y ya representa el 1,3% del PBI. El año pasado un 11% de los usuarios de Internet en Argentina compró al menos una vez por semana (ese indicador fue del 7% en 2016), un 35% por menos una vez al mes, y 54% una vez cada seis meses.

Trámites destacados en la aduana argentina. Documentación y aranceles

La normativa argentina sobre importaciones no difiere mucho de la del resto de países iberoamericanos pero, como todos, también posee ciertas peculiaridades. Los interesados en actuar como importadores formales deberán inscribirse en el Registro de Importadores y Exportadores a cargo de la Dirección General de Aduanas, dependiente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), entidad adscrita al Ministerio de Economía de Argentina.

La introducción de mercancía a través de la aduana argentina se encuentra gravada en función de su clasificación arancelaria entre el 0% y el 35% de su valor.

Al igual que ocurre en el resto de países miembros del MERCOSUR, la carga importada se clasifica conforme a la Nomenclatura Común, con un código numérico de 8 dígitos (agrega dos dígitos a los 6 del Sistema Armonizado – SA- de Designación y Codificación de Mercancías que rige a nivel mundial). Además, Argentina incorpora internamente tres dígitos más del llamado Sistema Informático MARIA (SIM) y el Dígito de Control (DC).

En general, la documentación necesaria para la importación de mercancía suele ser el documento de transporte, la relación de contenido (packing list) y la factura, a lo que habría que añadir otros documentos en función de la naturaleza de la mercancía (certificado de origen, declaración jurada de composición de producto, etc.).

En el caso de mercancía que ingrese a través del servicio postal, se utilizará para el despacho de aduana el documento Declaración de Aduana CN22 o el CN23, según el tipo de envío, en los que ya se incluye la descripción y valor de los artículos. Dichos documentos son emitidos por el operador postal en origen con la información facilitada por el expedidor y presentados para el despacho en destino por la oficina de cambio local, junto con los documentos de transporte postal CN37 o CN38.

Normalmente, en el caso de envíos postales, la oficina de cambio local realiza los trámites de despacho ante la Aduana, en representación del importador, mediante un procedimiento ágil y simplificado habilitado para este tipo de envíos. Si necesita más información acerca de las ventajas del servicio postal sobre otras modalidades de envíos, acceda a nuestro post Ventajas del Servicio Postal para el Transporte de Mercancía E-commerce.

Cacesa ha editado una guía que recoge los requisitos de aduana para la importación de mercancía postal en países latinoamericanos, en la cual podrá ampliar la información sobre los requerimientos de la aduana en estos países, incluido Argentina, así como el listado de los artículos prohibidos y restringidos para la importación.

¿Necesitas hablar con un asesor?

Si requieres más información, nuestros especialistas pueden asesorarte en lo que necesites.

CONTACTAR A UN ASESOR

Por |2019-01-09T10:52:47+00:001 julio, 2018|Aduana, E-Commerce|0 comentarios