dua aduanas

Depósitos Aduaneros: Qué son y qué función tienen.

6 minutos

El comercio internacional es una fuente de ingresos importante para las empresas, pero también puede ser el origen de muchos gastos. Para ganar liquidez en las transacciones internacionales de grandes cantidades de mercancías, los depósitos aduaneros se presentan como la mejor solución.

¿Qué son los depósitos aduaneros y cuál es su función principal?

Los depósitos aduaneros son espacios de almacenamiento que se utilizan para depositar la mercancía sin tener que despacharla en el propio país.

El principal beneficio que ofrecen estos depósitos es que el importador evita el pago de aranceles e impuestos cuando la mercancía llega al propio país. De esta manera, puede pagar, poco a poco, los aranceles e impuestos de la mercancía que introduce en el país, en la medida que la vaya necesitando, para disponer de mayor liquidez.

Tipos de depósitos aduaneros

En función de la titularidad de los depósitos existen dos tipos: Depósitos Aduaneros Públicos y Depósitos Aduaneros Privados. Cada uno de estos se divide en tres tipologías distintas.

Los Depósitos Aduaneros públicos están disponibles para cualquier persona y engloban a los del Tipo A, Tipo B y Tipo F.

• Tipo A: En estos depósitos el responsable es el depositario. Es decir, el almacén.
• Tipo B: En estos espacios la responsabilidad recae en el depositante.
• Tipo F: Aquí los depósitos los gestiona directamente la autoridad aduanera. En España no existen depósitos de este tipo.

Los Depósitos Aduaneros Privados están, en exclusiva, a disposición del depositario para almacenar mercancías propias de su actividad.

• Tipo C: En estos depósitos el depositario coincide con el depositante y el procedimiento de despacho es el habitual.
• Tipo D: Coinciden también el depositario y el depositante, pero en este caso el despacho se lleva a cabo por simplificación de domiciliación.
• Tipo E: Se trata de un depósito ficticio o por operación que es autorizado solamente para un caso concreto y que utiliza el depositante para una operación específica.

¿Cuándo es útil emplear un depósito aduanero?

Las empresas que se benefician más de utilizar un servicio de estas características son aquellas cuya mercancía no se va a distribuir ni vender a corto plazo.

Son operadores con mercancías con baja rotación o importadores que son intermediarios en el ámbito internacional y desean contar con stock cerca del punto de venta final.

No obstante, no todas las mercancías se pueden almacenar en este depósito.

¿Cuáles son las mercancías que no pueden estar en el depósito aduanero?

Las mercancías que no se pueden almacenar en estos espacios se dividen en dos grupos:

• Mercancías prohibidas: Aquellas que están afectadas por prohibiciones permanentes o temporales por motivos de orden público, seguridad pública, protección de la salud y la vida de los animales y las personas o la protección de tesoros nacionales.
• Mercancías peligrosas: Aquellas mercancías que sean peligrosas o que puedan perjudicar a otras a no ser que se trate de un depósito que tenga las instalaciones apropiadas para poderlas almacenar de forma segura.

Si estás interesado/a en aprovecharte de las ventajas de almacenar la mercancía de tus transacciones internacionales en un depósito aduanero, en Cacesa podemos ayudarte en el proceso.

Suscríbete al blog

Verificación aviso legal

Categorías