Prorrogación entrada en vigor aplicación nueva normativa fitosanitaria para embalajes de madera en Canarias

La Normativa Internacional para Medidas Fitosanitarias Nº 15 (NIMF-15, a partir de ahora) viene a regular los embalajes de madera utilizados como parte del comercio internacional para el transporte de mercancías. Su propósito es el de reducir al mínimo el riesgo de introducción y dispersión de plagas relacionadas con este tipo de material dentro del archipiélago mediante una serie de medidas de carácter obligatorio. A pesar de que tendría que haber entrado en vigor a principios del mes de abril de 2019, se ha concedido una prórroga de 6 meses para su puesta en práctica. Aquí queremos explicarle en qué consiste y cuáles han sido las causas de que se produzca dicha prórroga.

¿Qué es la NIMF-15?

La NIMF-15 es una normativa redactada por la CIPF (Convención Internacional de Protección Fitosanitaria). Fue aprobada, en su primera versión, en el mes de marzo de 2002, aunque sufrió modificaciones en 2006 y fue completamente reformada en 2009. 

Su objetivo es el de realizar un exhaustivo control fitosanitario de los embalajes de madera empleados en el transporte de mercancías. No hay que olvidar que determinar el origen de estos, sobre todo teniendo en cuenta que pueden ser modificados y restaurados en diversos puntos de la geografía mundial antes de su llegada al destino final, no es sencillo. Además, como sucede en el caso de la madera de estiba, son especialmente tendentes a acumular plagas. 

En concreto, la aplicación de la NIMF-15 en las Islas Canarias fue aprobada mediante la Orden APA/1076/2018, de 11 de octubre. En ella se daba un plazo de seis meses para tu entrada en vigor y para empezar a exigir su cumplimiento en todos los puertos del archipiélago. Es decir, debería haber sido instaurada el 12 de abril de 2019 como máximo. Sin embargo, la Orden APA/447/2019, de 12 de abril, concedió una prórroga de 6 meses adicionales, la cual no se podrá ampliar. Por lo tanto, a partir del próximo mes de octubre, se deberá aplicar obligatoriamente.

¿Por qué se ha producido la prorrogación de la entrada en vigor de la NIMF-15?

Principalmente, esta prórroga para la aplicación de la NIMF-15 se ha debido a la falta de preparación de las empresas del sector. Ellas mismas se habían encargado de advertir y presionar de que los mecanismos de actuación exigidos ante las plagas en embalajes de madera y palés no habían podido ser perfeccionados e implementados correctamente, por lo que se corría el riesgo de que empezasen a imponerse sanciones de forma generalizada. Se prevé que, con esos 6 meses adicionales, un mayor número de operadores estén preparados para adaptarse a la nueva norma.

¿En qué consiste la NIMF-15?

La NIMF-15 contempla la aplicación de una serie de medidas destinadas a controlar las plagas asociadas a los palés y embalajes de madera usados en el comercio internacional. Son estas:

  • Uso de maderas descortezadas para la fabricación de los embalajes y los palés.
  • Aplicación de, al menos, un tratamiento fitosanitario de carácter térmico o basado en la fumigación mediante bromuro de metilo para el control de las plagas.
  • Obligatoriedad de que los embalajes y palés de madera luzcan la marca internacional que certifica que han sido sometidos a los tratamientos sanitarios especificados en el punto anterior.

Dichas medidas son aplicables a todos los embalajes de madera que posean un grosor superior a los 6 milímetros. En caso de no cumplirlas, la empresa tendrá que hacer frente a las sanciones recogidas en la Ley de Sanidad Vegetal, que data del año 2002.

¿Qué sucede si una empresa no cumple con lo especificado en la NIMF-15?

El Servicio de Inspección en Frontera de Sanidad Vegetal, previa autorización del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es el responsable de examinar los embalajes y de certificar que cumplen con las medidas de seguridad fitosanitaria comentadas anteriormente. En caso de detectar que no se han aplicado o que no se han llevado a cabo de forma adecuada, puede actuar de varias maneras. 

Dicha actuación puede conllevar la retención del envío, el retorno a su lugar de procedencia, la retirada de las partes que no cumplan con los requisitos establecidos o, incluso, la destrucción del embalaje de madera. Esto puede ser aplicable, además, a la mercancía albergada. A todo ello habría que añadir una sanción económica.

En definitiva, a partir de octubre de 2019 todo embalaje o estiba de madera deberá cumplir esta normativa para su importación o entrada a la Comunidad Autónoma de Canarias, si se quiere evitar  sanciones e, incluso, la pérdida de la mercancía.

Descargar normativa del BOE

¿Necesitas hablar con un asesor?

Si requieres más información, nuestros especialistas pueden asesorarte en lo que necesites.

CONTACTAR A UN ASESOR
Por |2019-05-31T09:49:42+00:0025 abril, 2019|Aduana, Transporte Internacional|0 comentarios