Restricciones para el transporte aéreo de artículos electrónicos que utilicen pilas o baterías de litio

El transporte aéreo como carga de baterías está sujeto a una serie de restricciones y directrices específicas en cuanto al embalaje, etiquetado y documentación. Estas limitaciones serán mayores si el transporte se realiza en vuelos de pasajeros, los mayormente utilizados para el envío de mercancías e-commerce por vía Express o Postal.

Esto se debe a que, en determinadas condiciones, las baterías pueden provocar incendios difíciles de extinguir en el interior de las aeronaves por las especiales condiciones de temperatura y presión. Las pilas y baterías de litio las podemos encontrar en artículos electrónicos, tales como: teléfonos móviles, tablets, relojes, cargadores, cámaras de fotos, juguetes, ordenadores portátiles y otros dispositivos electrónicos similares.

Conocer estos aspectos es de vital importancia para los remitentes de este tipo de productos, ya que legalmente son responsables del cumplimiento de la normativa al respecto, además de asegurar que sus envíos no sean rechazados por las compañías aéreas. Es por lo que, desde Cacesa queremos orientarle sobre su papel para garantizar el transporte sin riesgo de pilas y baterías.

¿Qué tipos de baterías están sujetas a estas normas?

Todas las baterías de litio están consideradas como mercancías peligrosas tanto por la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) como por la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional).

Hay que distinguir entre baterías de metal de litio o primarias, que son las no recargables (las pilas de toda la vida) y que se identifican bajo los códigos UN3090 y UN3091; y las baterías de ion litio o secundarias (las recargables) que se identifican con los códigos UN3480 y UN3481. Los primeros códigos de ambos tipos de baterías hacen referencia a baterías que se transportan sueltas y los segundos a las que están en el mismo embalaje que el dispositivo electrónico a alimentar o instaladas en el interior del mismo.

Restricciones sobre el transporte aéreo de baterías de litio

La IATA y la OACI son muy claros a la hora de especificar qué baterías de litio no se pueden transportar en vuelos de pasajeros:

  • Los códigos UN 3480 (baterías de ion litio sueltas) y UN 3490 (baterías de metal litio sueltas) están prohibidas para su transporte en este tipo de vuelos. Permitiéndose solo los UN 3081 Y UN 3091, con restricciones por peso y w/h.
  • Baterías defectuosas que hayan sido retiradas del mercado por cualquier razón sin importar si se transportan de forma independiente o dentro de un dispositivo.
  • Baterías destinadas a ser recicladas o que se encuentren gastadas salvo aprobación expresa del estado del operador y del estado de origen.

Asimismo, las restricciones aplicables a las baterías de litio que sí se encuentren en buen estado, según la Sección II de las Instrucciones de Embalaje 966, 967, 969 y 970, son las siguientes:

  • UN 3091 (baterías de metal litio contenidas o embaladas en un equipo):
    • El paquete no puede contar con baterías que contengan más de 2 gramos de litio por unidad. Esta restricción es de 1 gramo en el caso de las pilas.
  • UN 3481 (baterías de ion litio contenidas o embaladas en un equipo):
    • El paquete no puede disponer de baterías que posean más de 100 W/h de litio por unidad. Si son pilas, se reduce a 20 W/h por unidad.
  • El peso total de baterías contenidas  en el paquete no debe superar los 5 kg.

Condiciones de embalaje para el envío aéreo de baterías de litio

Las normativas exigidas por IATA y OACI para el transporte aéreo de pilas y baterías de litio exigen lo siguiente respecto al embalaje:

  • Usar materiales no conductores para evitar cortocircuitos.
  • Los envases usados deben haber sido testados y cumplir con lo determinado en la Parte III, Subsección 38.3 del Manual UN.
  • Garantizar que las baterías no se puedan mover dentro de su embalaje.
  • Usar recipientes capaces de soportar caídas de 120 cm o más sin sufrir daños.
  • Las baterías o las pilas no pueden estar cargadas más de un 30 %.
  • Estar equipado con un medió efectivo para evitar la activación accidental
  • Llevar la etiqueta de manipulación de baterías de litio.
  • Se podrá incluir solo dos baterías de repuesto, además de las justas necesarias para el funcionamiento del equipo, sin exceder el máximo de 5 kg por bulto.
  • Entre otros requisitos.

Conclusiones respecto al transporte aéreo de baterías de litio

Tomar en cuenta que las instrucciones indicadas aquí corresponden a las limitaciones generales impuestas por la normativa, no obstante, en varios casos las compañías aéreas establecen restricciones o prohibiciones adicionales para la aceptación de este tipo de mercancías. Por lo que, le recomendamos consultar previo al envío.

En definitiva, seguir las instrucciones para el transporte seguro de pilas y baterías de litio le permitirá evitar consecuencias legales, así como ampliar las opciones de transporte para hacer llegar su mercancía en los plazos demandados por sus clientes y con el menor coste posible.

En Cacesa ponemos a su disposición nuestros expertos en el transporte y manejo de mercancías peligrosas para aclarar cualquier duda adicional que pueda tener.

Para descargar: Guía IATA Sobre Baterías de Litio – Revisión 2019

¿Necesitas hablar con un asesor?

Si requieres más información, nuestros especialistas pueden asesorarte en lo que necesites.

CONTACTAR A UN ASESOR
Por |2019-06-05T12:18:41+00:005 junio, 2019|Transporte Internacional|0 comentarios